El Valluno.com

Ejemplo De Superación Y Tenacidad En El Deporte

Hace dos años, luego de que su vida corriera peligro, Aracely Urán, madre de Rigoberto Urán, y Michelle Durango, su esposa, le rogaron al deportista que se retira del ciclismo profesional.

Este domingo, como en otras ocasiones, el Toro de Urrao, como se le conoce al pedalista, firmó un digno papel en el Tour de Francia, en el que pese a no terminar en un cajón de honor, el cual se le escapó a cuatro días del final, demostró que a su edad aún tiene condiciones para darle pelea a quienes irrumpen con fuerza en este deporte.

Tras una caída en la Vuelta a España-2019, el corredor antioqueño sufrió fracturas de clavícula izquierda y omoplato y presentó daños en su pulmón debido a varias fracturas de costilla.

Pero más allá de las peticiones de sus familiares, Urán, con la claridad y valentía que lo caracteriza, no tiró la toalla y comenzó desde cero. Su pasión por la bicicleta no lo dejó partir antes de tiempo. Ahora, a sus 34 años y siendo el corredor nacional más veterano en la élite mundial, sigue generando orgullo gracias a sus condiciones.

“Es que tanto Michelle, mi mamá, mi familia, amigos y el pueblo colombiano nos llevamos un susto muy grande tras el accidente que tuve. Y para las dos mujeres que menciono fue un golpe demasiado duro. Ellas, que son parte de mi aliento, me dijeron que me retirara y fue algo teso para mí. Pero en la vida uno no puede tomar decisiones a la ligera, cuando está muy triste o alegre, porque se equivoca”, indicó Urán, que si bien no logró repetir en el reciente Tour la actuación de 2017, cuando finalizó subcampeón, alcanzó a ilusionar con dicho privilegio por espacio de cinco días.

“Urán nació para el ciclismo como todo un grande y aún lo es. Recuerdo que en su primer año como juvenil acudió a un departamental y ganó las siete pruebas que disputó. Luego participó en un Panamericano y triunfó en cinco competencias. Más allá del resultado en el presente Tour, para mí es un superdotado. Siento que tiene muchos años para regalarnos más alegrías”, comentó Benjamín “Mincho” Laverde,formador de ciclismo en Antioquia.

“No me rindo en el tema ciclístico, sabés por qué, porque me encanta la bicicleta, y estar en ese grupo de los mejores, gane o no, me motiva a seguir luchando por mis metas”, agregó el pedalista, quien en la edición del Tour que acaba de terminar, y en la que se consagrará campeón, por segundo año seguido, el esloveno Tadej Pogačar(UAE), Urán confirmó su gran estado de forma.

Antes de la ronda francesa fue subcampeón de la Vuelta a Suiza. Con concentración, inteligencia, fuerza y nivel logró mantenerse sólido, en los 21 días de carrera, entre los mejores.

Lo que llama la atención es que en sus 17 años como corredor profesional, y más allá de las lesiones que ha sufrido, el nacido en Urrao se ha mantenido en el selecto grupo que luchan por los títulos de las carreras. “A Urán lo estamos viendo ser top-10 en grandes vueltas desde 2012. ¿Cuántos más pueden hacer algo así? ¡Es un grande!”, escribió el expedalista Fabio Parra en sus redes sociales.

La regularidad de Rigo con los de su generación así como con los nuevos talentos que vienen causando sensación en este deporte asombra.

Si bien los títulos hacen historia, hay actuaciones memorables que también quedan en la memoria y más en una disciplina tan compleja como es el pedalismo.

En 2012, Urán conquistó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres, en un desenlace final que dio la sensación que el paisa podría haber merecido más sino se hubiera descuidado frente a su oponente de aventura, el kazajo Alexandre Vinokourov. No obstante, su actuación fue memorable.

Al año siguiente, Rigo logró su primer podio en una carrera grande. Se ubicó segundo en el Giro de Italia, detrás de Vincenzo Nibali, quien en esa época era uno de los más grandes corredores, ganando incluso la Vuelta a España-2010, el Tour de Francia-2014 y de nuevo el Giro-2016.

En 2014, Urán volvió a ser segundo en el Giro, esa vez ganado por su compatriota Nairo Quintana,otra de las grandes figuras del ciclismo mundial.

Después, en 2017, y luego de una sequía de triunfos de dos años, el Toro logró etapa en el Tour, en el que terminó segundo. Esa vez venció Chris Froome, el ciclista más ganador de la pasada década.

Mientras que ahora, ante la nueva sensación de la ruta mundial, el esloveno Pogacar, Urán plantó batalla y al final terminará en la décima posición. Para aplaudir.

Leer también:Un Impulso Para La Autosostenibilidad De Los Comedores Comunitarios

Síguenos en Nuestras Redes Sociales: Facebook  Instagram  Twitter

También puedes seguirnos a nuestro canal de YouTube: El Valluno TV

Síguenos y Compartenos

Deja una respuesta

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram