El Valluno.com

Sitios De Comidas Y Tiendas Independientes, Mayor Afectados En Centros Comerciales

Además de las tiendas Zara y Pull & Bear, que cerraron en el Centro Comercial Fontanar en Chía, existen otras dos ubicaciones de Bershka y Oysho, respectivamente en Santa Fé y Multiplaza en Bogotá.

Y aunque las cuatro marcas pertenecen al mismo propietario, el gigante español Inditex, que está llevando a cabo un plan de recorte anunciado en el mundo, la situación no puede ser una señal de que las grandes marcas estén empezando a hacer ajustes por la crisis en los centros comerciales. De Colombia. Así lo afirma Carlos Hernán Betancourt, director ejecutivo de Acecolombia, central sindical. De hecho, dice que Fontanar ya tiene algo más de 2,000 de los 2,700 pies cuadrados de espacio disponible para él.

Estas situaciones pueden ser oportunidades para otras marcas, ya que ese complejo tiene niveles de ocupación que superan el 95%, argumenta.

El sindicato informa que la pandemia dejó 5.000 plazas desocupadas el año pasado, y que las restricciones de enero podrían generar lo mismo. – No será rápido – los volveré a ocupar – y espero que el aumento no importe. De hecho, en este momento estamos revisando cómo fue este desarrollo en enero, pero no creemos que vaya a tener un incremento significativo respecto a diciembre”, comentó el dirigente sindical.

Señala que también ha habido procesos que muestran interés en el sector, en medio de la pandemia. Por ejemplo, el año pasado, desde el centro comercial Mallplaza NQS, antes llamado Calima, apareció LA 14, una gran área, luego de una negociación que incluyó el centro comercial. Ese espacio incluso será apto para la primera tienda Ikea del país.

Y a lo anterior se suma que recientemente Parque Arauco SA (PASA) aceptó una oferta de la Fundación Inmoval de Inversión Colectiva Inmobiliaria, subsidiaria de Credicorp Capital para comprar derechos fiduciarios de Parque La Colina, en Bogotá, y Parque Caracolí, en Floridablanca. , Santandero. Así PASA tendrá el 51% e Inmoval el 49% de estos centros comerciales.

El director ejecutivo de Acecolombia dice que ‘el período de cierres que tuvimos no se caracterizó por grandes tiendas o tiendas de gran formato. Por el contrario, se origina por el cierre de restaurantes y pequeños comercios, de 80 a 100 metros. Ese fue el mayor volumen de la operación más cerrada”, comenta a Portfolio.

‘Aquí, el que sufre, asegura, es el microempresario que está sufriendo los efectos de la pandemia de forma dura y directa. Sobre todo porque tiene una mayor dependencia de su sustento”, considera. Asimismo, hay que tener en cuenta que la decisión de cierre pudo haber estado influida por el hecho de que antes de la crisis las actuaciones eran regulares o que en medio de la pandemia no se habían alcanzado acuerdos satisfactorios con los propietarios del sitio.

El año pasado se alcanzó más del 80% de los acuerdos, pero cuando se trata de un 20% sin final feliz, de un universo de 40. 000 tiendas, las cifras tienen proporciones significativas, afirma el director ejecutivo de Acecolombia.

‘Si bien es cierto que no fue un porcentaje significativo de la industria en la que no se llegó a acuerdos, sin embargo llevó a la decisión de cerrar tiendas y lo hemos visto en marcas de todos los niveles”, dice Carlos Hernán Betancourt.

Además de la situación de las empresas de alimentación y los pequeños comercios, el impacto también se ha notado en cines, gimnasios y casinos, que son importantes en el abastecimiento de un centro comercial y limitan su funcionamiento. Lo ocurrido desde mediados de diciembre y enero ha vuelto a preocupar a los contratistas de estos complejos, luego de que vinieran de un entorno de reactivación desde septiembre de 2020.

El comienzo del año fue muy difícil, lleno de restricciones por todas partes. Esto provocó que el inicio del año colocara a las empresas en niveles de ingresos similares a los de abril o mayo del año pasado. Eso en un escenario que, a diferencia del año pasado, no aporta ningún apoyo ni ayuda. Es muy difícil”, dice.

Según Carlos Betancourt, la solicitud de asistencia es un ‘ruido generalizado del sector comercial y comercial. Pedimos que al igual que el año pasado los cierres fueran acompañados de mecanismos o medidas de mitigación para mantener el empleo y las empresas, esta vez también se están dando”. Explica por ejemplo que el impuesto predial, uno lo ve divorciado de esa realidad y, por el contrario, está creciendo para el 2021, en muchas ciudades con estimaciones y bases que no simpatizan. Propone, por ejemplo, el pago de impuestos con plazos más largos.

Te Recomendamos leer también:  Banco de Bogotá reconocido como Mejor Proveedor de Divisas en Colombia

 Síguenos en Nuestras Redes Sociales: Facebook  Instagram  Twitter

También puedes seguirnos a nuestro canal de YouTube: El Valluno TV

Síguenos y Compartenos

Deja una respuesta

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram