El Valluno.com

Si Todo Se Acaba Mañana, Hoy Plantaría Un Árbol

“Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol” -Martin Luther King

Hoy, 12 de octubre en la celebración del día mundial del árbol, desde el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (DAGMA), invitamos a repensar el futuro de nuestra amada Cali, entendiendo que los árboles son parte fundamental de nuestra historia y desarrollo.

Solo por un momento imaginemos como sería Cali sin árboles, sin los hermosos guayacanes que florecen cada año entre los meses de septiembre y octubre tiñendo las calles de amarillo y rosado, un colorido perfecto y delicioso. No existirían nuestros “notables” con tantos años de historia, testigos mudos de innumerables amores, que tal vez acompañaron a Jovita en sus andanzas y a los bailarines de salsa del barrio obrero o vieron instalarse al gato del río del maestro Tejada para nunca abandonar la ribera del mismo y en cambio esperar pacientemente la llegada de sus adoradas gatas.

Sin nuestros árboles, no nos acompañarían tampoco el canto de las aves que  anidan en las palmas botella que adornan en hilera el barrio San Nicolás y la avifauna no tendría ni refugio ni alimento. No habría ceibas como la de San Fernando ni tampoco existirían los samanes de la avenida Guadalupe.

En cambio, nos enloquecería el ruido y estaría desprotegido el suelo, lo que significaría su desgaste, erosión y falta de fertilidad, suponiendo un peligro para nuestra seguridad alimentaria; sufriríamos de un aumento desmesurado de la temperatura y una pérdida de la biodiversidad y ya no tendríamos el status de ciudad biodiversa del Valle del Cauca. Tal vez nuestros ríos estarían secos y los 12 maravillosos Ecoparques sencillamente serían simples desiertos. Por la sucursal del cielo, ya no volarían las 562 especies de aves de las 1770 especies que tiene Colombia y por supuesto que el tororoi bailador no existiría, tal vez porque Cali no sería pachanguero. Esto entre muchos otros problemas de salud, económicos y sociales que nos aquejarían y todo si no tuviéramos el arbolado urbano.

El Plan de Silvicultura, inmerso en el Plan de Desarrollo 2020-2023, es un mecanismo para fomentar el reencuentro con nuestras especies nativas, en ese sentido, Carlos Eduardo Calderón Llantén, director del DAGMA expresó “El arbolado urbano es un tema que debe abordarse en su complejidad, nuestra meta es sembrar y renaturalizar a nuestra amada Cali con la mayor cantidad de árboles pertinentes posible, teniendo en cuenta todas las características y necesidades de emplazamiento, así como la identificación de las especies de fauna que habitan los árboles” concluyó.

Por esto y mucho más, hoy en la celebración del día mundial del árbol, el llamado es para concienciarnos y darle una mano al planeta, deberíamos obligarnos a sembrar no uno, sino muchos árboles, como actividad esencial para perpetuar la vida y cuidar el medio ambiente.

Para que no se te olvide

• El Día Mundial del Árbol, también llamado Día Forestal Mundial, fue inicialmente una recomendación del Congreso Forestal Mundial que se celebró en Roma en 1969, esta recomendación fue aceptada por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en 1971.

• Entre las 20 especies más comunes de individuos arbóreos de Cali, tenemos la acacia rubiña, la Swinglea, ficus, mango, almendro, guayacán rosado, la leucaena, el chiminango, la palma botella, el samán, el guanábano, mamoncillo, aguacate, el guásimo, entre otros, y de esas 20 especies solo 5 son especies nativas, el chiminango, aguacate, mamoncillo, el guásimo y el guanábano.

• De las 20 especies más comunes en Cali, solo 5 son nativas: mamoncillo, guásimo, aguacate, chiminango y guanábano.

María del Pilar Barona Salazar

Comunicaciones DAGMA

 

 

Síguenos en: Youtube, Facebook, Twitter y Instagram

Síguenos y Compartenos

Deja una respuesta

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram