Características y Comportamiento Del San Bernardo

El San Bernardo es una de las razas más grandes que existe y cómo ello son conocidas. Se habla de ellos como los grandes galanes perrunos por su porte elegante y gentil y su gran tamaño. Ya que suelen medir unos 70 centímetros de alto los machos y 60 las hembras. Además de altos, su cuerpo es prácticamente cuadrado, ya que son tan grandes de altos como de largos y sus patas son grandes y fuertes. Al igual que el resto de su cuerpo.

Su cabeza es acorde a su tamaño. Tienen una mirada benevolente que aunque no sea muy intensa y penetrante, transmite mucha tranquilidad y dulzura, como su verdadero comportamiento. Sus orejas son medianas y cuelgan a ambos lados de su cara. Su hocico es corto y la trufa es negra. Suelen tener durante mucho tiempo la boca abierta y la lengua fuera, ya que una de las cosas a tener en cuenta a la hora de tener un San Bernardo en casa es que suelen ser muy babosos, después de comer y de beber sobre todo. Su cola es larga y caída.

Existen dos variedades de San Bernardo que diferencia a esta raza según el tipo de pelaje: uno los de pelo corto y liso y otros los de pelo duro y largo. Los colores que suele tener este perro no suelen variar. Suele mezclar el blanco con negro y tonos marrones rojizos o más amarillos anaranjados

Comportamiento

Como su apariencia demuestra, es un perro muy noble que tiene un trato maravilloso con los niños y con otros perros, con los que no suele tener problemas por su semblante tranquilo. No son perros de carácter pero siempre estarán pendientes a los ruidos extraños por lo que son buenos guardianes del hogar. No tienen problemas para adaptarse a los apartamentos pequeños, pero hay que tener en cuenta su tamaño, por lo que siempre es más recomendado tenerlos en casas que tengan espacio para ellos, a ser preferible con un patio o jardín.

Son Muy Obedientes

Son muy obedientes y serviciales con sus dueños, además de inteligentes por lo que entienden todo lo que se les quiere decir. Pero es mejor educarlos siempre desde cachorros, sobre todo por el tamaño de su cuerpo. Cuando pequeños son aún manejables para ir enseñándole las normas, en el momento en el que son grandes ya no van a controlar su tamaño. Esto sobre todo hay que tenerlo en cuenta a la hora de demostrar su alegría cuando llegan personas conocidas o extrañas a casa. Muchos perros en estos momentos muestran el entusiasmo de recibir a las personas montándose encima.

En ese momento hay que tener en cuenta que estamos tratando con un perro de raza de gran tamaño y que si no ha sido educado para ello a lo mejor no puede controlar su fuerza y puede llegar a hacer daño a las personas. Esto también puede ocurrir a la hora del paseo. Es necesario sacarlos con una correa pero que no sea corta sino que le de una pequeña dosis de libertad. Ahí también hay que tener en cuenta el adiestramiento, ya que en un tirón por un momento repentino puede llegar a tirar a la persona al suelo.

Aspecto Negativo

El único aspecto negativo a la hora de tener un San Bernardo en casa es que hay que tener en cuenta que es un perro muy baboso y por tanto puede dejarnos la casa o el apartamento donde suele estar perdido de saliva. También hay que tener en cuenta que es un perro de gran tamaño y que ello significa que el alimento diario de una mascota de este tipo puede llegar a suponer un gasto económico importante. Además, debido a problemas de salud que hablaremos más adelante, es un perro que suele roncar fuerte mientras duerme.

Leer también: Cartago, Primer Municipio De Actualización Catastral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.