Proyecto Me llamo Tierra

Nunca es tarde para aprender sobre medio ambiente pero nunca es, tampoco, muy temprano. Desde bebés, en esos primeros años, ya se vale comenzar a sensibilizar a los niños y niñas sobre la importancia de cuidar el planeta Tierra y sobre una realidad que no da espera: que estamos en medio de una crisis climática.

Esto fue lo que motivó a Vivian Puerta Guerra, directora ejecutiva de la Fundación EPM, a trabajar con la primera infancia, esos niños y niñas entre los tres y los seis años.

Este miércoles 11 de mayo la Fundación EPM, en trabajo conjunto con el Ministerio de Educación de Colombia, lanzó la estrategia educativa de desarrollo sostenible a la que nombraron Me llamo Tierra.

Se trata de una metodología transmedia, lúdica, didáctica, que reúne historias con videos, canciones, imágenes y personajes diseñadas y desarrolladas por una agencia creativa especialista en educación y pedagogía.

Está enfocada, en esta primera fase, en los más pequeños, de tres a seis años, y consta de una historia con 25 actividades que permite conocer sobre el agua, sobre su cuidado y sobre el cambio climático.

“Es ya una política pública porque se trabajó con el Ministerio de Educación, y se va a aplicar en todo el país”, cuenta Puerta. Además, ya se está trabajando en traducirla al inglés para que se pueda replicar en toda la región y en otros países del mundo, como lo solicitó la Oficina para la Educación Climática de la Unesco.

¿En qué consiste?

Se trata de un proyecto basado en una plataforma, una página web, a la que cualquier persona puede acceder y descargar el contenido. Allí se encuentra alojado un audiolibro con un cuento corto y 25 actividades que enseñan la importancia de cuidar el planeta.

“A los más pequeños les cuenta que la Tierra está un poco enfermita y que por eso hay que cuidarla, pues queremos que los niños sean empáticos con el planeta y decidan actuar por él”, continúa Puerta.

Me llamo Tierra es solo un pilar de cuatro que tiene la Fundación EPM en torno a la educación para el desarrollo sostenible. Los otros tres con las actividades enfocadas en cumplir con la agenda 2030 de desarrollo que tiene el país, los espacios y ecosistemas sostenibles en la ciudad (como el Museo del Agua, el Parque de los Deseos, las 14 Uvas y la Biblioteca EPM), y una escuela de educación para el desarrollo sostenible con acceso a todos los colaboradores.

“Con esta estrategia, además, llegaremos a los padres de familia y los cuidadores, y trabajaremos con los educadores y colegios y con cualquiera que quiera descargarla y utilizarla”.

Leer también:I.E De Cali Fortalecen Su Nivel De Inglés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.