Primer Encuentro De Saberes En Buenaventura

Pomadas para los dolores musculares, jabones con hierbas para cuidar la piel, panela, manjar blanco de chontaduro, miel de caña, chocolate orgánico y artesanías en mostacillas y werregue, fueron algunos de los productos que las mujeres de las comunidades rurales ofrecieron en los stands del encuentro ambiental.

En la vereda La Colonia, cuenca baja del río Calima, se celebró el Primer Encuentro de Saberes Ambientales y Ancestrales con el objetivo de resaltar y mostrar las labores tradicionales que vienen realizando las organizaciones de mujeres, fortalecidas por la línea de negocios verdes de la Corporación.

“La intención es visibilizar los negocios verdes que venimos fortaleciendo y acompañando, muchos producto de los saberes y tradiciones ancestrales que tienen las mujeres en sus comunidades. Además, se propició un espacio para el intercambio de conocimiento y trayectoria de negocios entre las diferentes asociaciones invitadas”, comentó Dayhana Vinascos, funcionaria de la CVC y coordinadora de la cuenca del Bajo Calima y Bajo San Juan.

En la jornada, se llevaron a cabo desfiles de trajes con material reciclado, comparsas y un concurso donde cada grupo, por medio del canto, el teatro, el baile y la poesía, dieron mensajes ambientales a los asistentes. Además, las mujeres tuvieron la oportunidad de ganar diferentes premios.

“Estamos muy contentas. Me parece muy importante que se realicen estos eventos, ya que es bueno que los jóvenes conozcan y vean la pertinencia de los saberes que tenemos en las comunidades, sobre todo de las plantas medicinales, para que no se pierda el legado y ellos puedan seguir aportando a nuestra gente”, afirmó María Tania Ibargüen Lozano, quien hace parte de la Asomucal, asociación anfitriona del evento, dedicada a recolectar y transformar residuos sólidos en su comunidad.

En el espacio también estuvo Biodess, organización aliada de la CVC que promueve la vida de la fauna silvestre en su hábitat, y por medio de obras de teatro explicó las consecuencias ambientales y legales que tiene su tráfico.

Leer también: Protección A Polinizadores En El Parque Corazón de Pance

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.