Parque Corazón De Pance, Espacio Para Las Abejas

Las abejas polinizadoras por excelencia son pequeñas en tamaño, pero cumplen una enorme labor ecosistémica, porque gracias a que transportan el polen de una flor a otra, miles de plantas pueden reproducirse, sobrevivir y producir alimentos para el consumo de los seres humanos.

Los polinizadores como las abejas hacen parte de un eslabón importante en la cadena de restauración y conservación de las áreas protegidas en Cali, y el Dagma promueve su conservación y bienestar creando espacios de protección como los jardines polinizadores del Parque Ambiental Corazón de Pance.

Las abejas y otros polinizadores han reducido sus poblaciones como consecuencia del uso irresponsable de insecticidas y fertilizantes tóxicos, sobre todo en la agricultura; a esto se suma el incremento de la deforestación y uso de grandes extensiones de terreno para ganadería, que dejan sin hogar a muchas especies de animales, incluidas las abejas.

El Dagma invita a disfrutar de la majestuosidad de estos insectos en el Parque Ambiental Corazón de Pance, en donde gracias a sus biólogos y guías se puede aprender mucho más sobre estos bellos y laboriosos seres que engalanan los cielos caleños.

Abejas presentes en el parque Corazón de Pance

– Apis mellifera. Conocida también como abeja europea fue introducida en América por los conquistadores en el siglo XVI. Es la más común y casi de distribución mundial, principalmente por la producción de miel y derivados como polen o propóleo.

–  Euglossa sp. También conocidas como abejas de las orquídeas, con una coloración verde metálica. Son solitarias y contribuyen notablemente a la polinización de varias especies de orquídeas nativas; su importancia ecológica es grande.

– Abejas del género Eulaema conocidas como abejas de las orquídeas, porque al igual que las Euglossas, son polinizadoras de varias orquídeas nativas.

En el parque se pueden encontrar 4 especies diferentes: Eulaema nigrita, Eulaema cingulata, Eulaema polychroma y Eulaema meriana. Ocasionalmente, se verá una hermosa abeja verde metalica: Exaerete smaragdina que no fabrica sus propios nidos, sino que saca ventaja de los que encuentra listos. Pone sus huevos en ellos una vez que elimina los de las otras abejas.

También se pueden encontrar las fascinantes Pseudaugochlora gramínea: pequeñas, de vuelo muy rápido y aparentemente errático. Son de color verde metálico, aunque pueden presentar visos de rojo, dorado, azul o incluso negro. Están desde Argentina hasta Estados Unidos. No poseen aguijón y hacen sus nidos en los troncos de árboles como los chiminangos o jacarandas.

Importancia de las abejas

Se puede decir que al igual que los humanos, las abejas son seres vivos muy sociables. Se organizan en enjambres y por orden jerárquico: primero la abeja reina de la colmena, luego los zánganos y por último las obreras que realizan el trabajo pesado.

Estos insectos habitan en todos los continentes, excepto en la Antártida. Se conocen más de 20.000 subespecies y son los más antiguos del planeta pues lo habitan desde hace más de 30 millones de años. Aquellas pertenecientes a la familia Apoidea se encuentran alrededor del mundo y juegan un papel relevante en el mantenimiento del equilibrio de los ecosistemas y en la producción alimenticia del ser humano.

Las abejas necesitan polen, néctar y resinas para alimentarse y construir sus nidos, por lo que es muy común encontrarlas en muchas de las plantas con flores de los jardines.

Leer también: 15 Mil Niños Se Vacunaron Contra El Covid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.