El Valluno.com

Obsesión Del Mundo De La moda Por El Océano, Mas Que Tendencia

Las estrellas de mar carecen de cerebro, no tienen sangre, y tienen los ojos en los extremos de sus puntas. Aunque existen más de 2.000 especies distintas, son en su mayoría criaturas solitarias, que se pasan la vida arrastrándose por el suelo marino, comiendo lo que se encuentran por el camino.  Para hacerlo, pueden expulsar su estómago de su cuerpo y así consiguen digerir almejas, mejillones, ostras y otros animales.

mundo de la moda

Algunas parecen estar hechas de perlas, otras son puntiagudas, otras tienen lunares y hay algunas que son de colores chillones: azul celeste, rosa chicle, naranja o morado. Son criaturas tan asombrosas que no es de extrañar que el mundo de la moda las adore. Estos equinodermos tan llamativos protagonizaron, junto a otros motivos marinos, el desfile de Versace para la primavera-verano 2021. Tanto estampadas como en forma de joyas, las estrellas de mar decoraban los minivestidos y los blazers de las modelos, que llevaban peinados con efecto mojado. No era la primera vez que Versace se sumergía en las profundidades del océano. De hecho, el desfile era un homenaje directo a la colección Trésor de la Mer que lanzó Gianni Versace en 1992, protagonizada también por una serie de llamativas criaturas marinas. Los tesoros del océano siempre han sido una fuente de ideas para los diseñadores: conchas, redes de pesca, tiburones, olas, arrecifes, algas, corales, criaturas de todo tipo… El potencial estético y simbólico del mar es muy amplio. A veces, la inspiración es directa y evidente. Los pliegues de una vieira y las transparencias de una medusa pueden replicarse a la perfección en patrones y siluetas de tela para confeccionar prendas con un aire parecido y que se muevan de forma similar. El mar es inmenso, inescrutable, volátil, da vida y la quita; es un escenario muy atractivo para mitos y relatos, y nos invita a especular con cómo será la vida bajo la superficie.

Sus historias y su estética romántica se mezclan con temas más existenciales: la colección de primavera-verano 2010 de Alexander McQueen, que el diseñador presentó antes de su prematura muerte en febrero de 2010, se titulaba La Atlántida de Platón, en referencia a la isla hundida ficticia que creó el filósofo griego.

El desfile representaba un futuro apocalíptico en el que el cambio climático había derretido los casquetes polares, haciendo que el nivel del mar subiese, y las modelos de McQueen encarnaban todo el proceso de adaptación: iban vestidas de inquietantes híbridos entre animales y humanos, que se transformaban lentamente en criaturas capaces de sobrevivir en un futuro líquido gracias a sus branquias y escamas. Más de una década después, las preocupaciones de McQueen siguen vigentes. Las influencias marinas han vuelto a las pasarelas, y con ellas surge la dicotomía entre quienes ven el mar como un espectáculo imaginativo y aquellos en quienes despierta inquietudes distópicas. En el primer grupo podríamos colocar a Simone Rocha, con su particular uso de las perlas, a menudo surrealista, y sus referencias continuas a historias marinas (su colección de otoño-invierno 2020, inspirada en las islas Aran, hablaba de la pérdida y el bautismo del mar).

También puedes leer: Prendas Que También Podrás Usar Para Salir Esta Primavera

 Síguenos En YouTube Instagram Facebook

Síguenos y Compartenos

Un comentario sobre «Obsesión Del Mundo De La moda Por El Océano, Mas Que Tendencia»

Deja una respuesta

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram