El Valluno.com

Las Salsotecas Tomaron El Encuentro De Melómanos Y Coleccionistas

El pasado 28 de diciembre, Día de los Santos Inocentes en el que es tradición hacer bromas y pegas, en la versión número 29 del Encuentro de Melómanos y Coleccionistas de la Feria Nº 63 de Cali, la salsa se tomó muy en serio.

Fue un espacio en el que la administración del alcalde Jorge Iván Ospina, a través de Corfecali, les dio la oportunidad a las Salsotecas de Cali y su área metropolitana para que desde la Capital Mundial de la Salsa mostraran al mundo lo mejor de su discografía salsera.

Hablar de salsa no es solo hablar de orquestas, músicos o temas que encantan, sino también destacar a grandes bailarines y bailadores que se expresan a través de la cadencia de su cuerpo, quienes dieron origen a las 127 escuelas de baile que hay actualmente en Cali y sus alrededores y por ende a aquellos espacios llamados ‘Salsotecas’ donde iban, más que a tirar paso, a escuchar a coleccionistas e investigadores hablar de salsa dura y no de la salsa comercial que pulula en las emisoras y estanterías de las disqueras.

La única intención de estos 24 espacios -que aún se conservan en la ciudad – es formar público. Y eso ha sido fundamental para que Cali se haya perpetuado en el mundo como la cuna de la cultura salsera y epicentro del baile estilo caleño. Este fenómeno ha contagiado a ciudades como Yumbo y Jamundí, donde las Salsotecas también han pegado durísimo y muestran su casta y calidad.

Turistas de Colombia y el mundo llegan a este territorio vallecaucano sabroso a preguntar por sitios como Zaperoco, El Chorrito Antillano, El Bem Bem, La Mulenze, El Tierrero de Pucho, Tin Tin Deo, Mamut, La Terrífica o El Aterrizaje.

Bailarines en vivo e invitados internacionales a través de las plataformas virtuales, como el peruano Julio Herrera, Johny Benitez, desde Connecticut (USA) y Pablo Iglesias, Massachusets (USA), le dieron su sal-saludo-salsero a todos los amantes de la música de golpe y destacaron las bondades y el privilegio de esta tierra, para darle paso en tarima al sabor popular de los barrios caleños con la presentación de la orquesta de Andresito Carabalí.

La pausa se rompió con el Latin Jazz de Néstor Borrero, ritmo que no desentona con el golpe de la salsa porque ambos nacieron en la Nueva York de los años 40 y juntos trascendieron mundialmente. Después del goce, el turno fue para Salsotecas como Chamy Helado con Salsa, El Hueco y Olafo.

Desde Portugal llegó la magia de la tecnología trayendo un saludo del melómano y coleccionista Paulo González, quien manifestó desde su tierra natal el cariño y admiración que tiene por Cali y el sostenimiento que le ha dado esta tierra a la salsa.

Salsotecas como Mala Maña, Cimarrón, La Topa Tolondra, La Ponceña y La Conspiración mostraron lo mejor de lo mejor, mientras que El Museo de la Salsa, el más antiguo del mundo en su género y que fue creado en Cali en el año 1968, mostró su ejemplo de trabajo intenso, persistencia, resistencia, entusiasmo y todos estos valores que caracterizan a los caleños.

El último bloque de la transmisión vía streaming del Encuentro de Melómanos y Coleccionistas número 29 transmitido desde las antiguas bodegas de la Industria de Licores del Valle, acondicionadas para la versión 63 de la Feria de Cali, dejó muy alta la vara.

Desde Venezuela, Ali Delgado se hizo partícipe presentando un tema musical de la Orquesta La Conspiración, con su tema Sangre son colora, para cerrar la noche con la Salsoteca La Terraza y el sabor indiscutible de Andresito Carabalí, no sin antes decirle al mundo que en Cali se vive, se respira y se conserva la salsa.

Lea También: Cali Viejo: El Carnaval Tiene Su Abanderado

Síguenos En Nuestro Canal  De YouTube

Síguenos En Nuestra Página De Facebook

Síguenos y Compartenos

Deja una respuesta

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram