ElValluno.com

Melómanos Y Coleccionistas Ya Es Un Culto A La Salsa En Cali.

Como si se tratara de una religión, la cita infaltable al encuentro de Melómanos y Coleccionistas no pudo ser mejor, después de una pausa por la pandemia, volvieron los zapatos blancos del bailador, la campana del sonero y el vinilo de aquellos que han convertido a Cali en la única ciudad del mundo que conserva la memoria histórica de la sala con tal dedicación.

Con la presentación de la orquesta Sonora Brava y un homenaje a la salsa de barrio culminó este encuentro, que además celebró su aniversario número 30 en el marco de la Feria de Cali.
Fueron cinco días donde 121 coleccionistas expusieron con orgullo lo mejor de su repertorio en vinilo, aquellas melodías que han marcado al bailador puro y que representan la memoria histórica de la salsa en Cali.

El encuentro también fue la oportunidad para que 30 niños y niñas conocidos como ‘melomanitos’ le mostraran al mundo que hay una nueva generación que garantizará que esta afición se sostenga en el tiempo.

Igualmente 22 mujeres demostraron que la melomanía y el coleccionismo no tienen género y también pusieron a bailar a Cali.


El director del encuentro, René Gómez, resaltó que este año todas las orquestas invitadas fueron locales, apostándole a la reactivación económica del sector cultural.

“Elegimos las agrupaciones que nos acompañaron porque se han encargado de rescatar los sonidos originales de la salsa, con el golpe inconfundible que identifica el ritmo e incluso apostándole a la producción en vinilo”, subrayó uno de los pioneros de este encuentro.

Otro punto destacable fue el espacio dedicado al cluster de la salsa para apoyar las ventas de vinilos, ropa, zapatos e instrumentos musicales al igual que la promoción permanente de las salsotecas y bares dedicados a fomentar el conocimiento de la historia de la música antillana en Cali.

“Este es uno de los pocos eventos que permanece abierto al público cinco días, de los seis que tiene la feria y siempre hay público, eso ha sido importante para nosotros como músicos porque cultivamos en ellos el amor por la música”, comentó el cantante y productor Julio Cortés, quien se presentó en la apertura.

Aunque por ahora se apagaron los tornamesas, la salsa de vinilo seguirá sonando en los diferentes establecimientos que componen la ruta de la salsa y el melómano siempre encontrará en Cali un tesoro musical digno de coleccionar.

Leer también: La Lluvia Y Los Tambores Se Fusionaron En El Oriente.

Síguenos y Compartenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram