Marcas Limpiando La Industria

La industria vaquera, forma parte del sector textil y es una de las industrias más contaminantes del mundo, desde que Levi Strauss creó sus primeros pantalones vaqueros azules en la zona de San Francisco, Estados Unidos en 1873. Cabe señalar que los primeros blue jeans’ de Levi’s eran solo para hombres. Las mujeres tuvieron que esperar otro siglo, al año 1934, en concreto.

Innovaciones vaqueras: cómo las marcas están limpiando la industria

Los pantalones vaqueros creados por Levi’s estaban hechos de un tejido de algodón robusto. Para evitar que ese tejido ‘vaquero’ se rasgara, Levi’s añadió remaches y así nació el primer pantalón vaquero. Los consumidores de hoy en día, especialmente las generaciones más jóvenes, exigen más transparencia y son más críticos respecto a sus compras. Algunas de las principales marcas de moda, como Levi’s, han dado pasos hacia adelante para reducir el uso del agua durante el proceso de fabricación, además de esforzarse por incorporar la sostenibilidad en otras partes del proceso de producción, desde adaptar sus técnicas de teñido, hasta examinar más de cerca las materias primas que utilizan y sus prácticas en la cadena de suministro.

La cultivación de algodón: la fabricación de vaqueros y denim empieza con el algodón. Primero, hay que cultivar el algodón, un proceso que implica el uso de mucha agua, energía y productos químicos, y un proceso que muchas veces expone a sus trabajadores del campo a residuos de plaguicida peligrosos y otras sustancias peligrosas para la salud. Pero las marcas están trabajando para mejorar esta parte de la industria.

La firma denim estadounidense Wrangler, por ejemplo, ha estado trabajando en fabricar jeans de algodón cultivado de modo regenerativo, y está buscando cultivadores de algodón que puedan demostrar y documentar beneficios medioambientales positivos, como una mejora de la salud del suelo después de adoptar sistemas agrícolas regenerativos.

El proceso de teñido: una vez cultivado el algodón, se lava, y se mezclan diferentes tipos de algodón. Se extiende la mezcla para convertirla en hilo y tradicionalmente se retuerce después en forma de cuerda. El próximo paso es el proceso de teñido. Se sumerge la cuerda compuesta de hilo de algodón en un baño de pintura de color indigo. Las veces que se sumerge el hilo determinará la oscuridad del mismo.

El proceso de tejido y lavado: mediante una técnica que se conoce como construcción de sarga, se tejen los hilos de colores en líneas diagonales. Durante el proceso de tejido, se teje un hilo blanco con tres hilos azules repetidamente. Esta técnica hace que la tela vaquera sea muy resistente y duradera. Después, el productor tira y retuerce la tela hasta conseguir el acabado deseado.

El Proyecto Jeans Redesign: sin embargo, limpiar la industria es un esfuerzo de equipo, no es algo que las marcas puedan hacer por sí solas. Ante la creciente preocupación por parte de los consumidores por el impacto de la moda en el medio ambiente, los actores de la industria están uniendo fuerzas para lanzar nuevos programas e iniciativas.

Puede Leer también:

Valentina Gutiérrez, Clave en Título de la Univalle en fútbol sala

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.