El Valluno.com

¿Qué Es La Vejiga Hiperactiva Y Sus Síntomas?

La vejiga hiperactiva ocasiona una necesidad urgente y repentina de orinar. Esa necesidad puede ser difícil de controlar, y la vejiga hiperactiva puede llevar a la pérdida involuntaria de orina (incontinencia imperiosa).

Si tienes vejiga hiperactiva, es posible que te sientas avergonzado, te aísles o limites tu vida laboral y social. La buena noticia es que una breve evaluación puede determinar si tus síntomas de vejiga hiperactiva tienen una causa específica.

la vejiga hiperactiva

El tratamiento de la vejiga hiperactiva suele comenzar con estrategias de conducta, como cronogramas para beber líquidos, horarios para orinar y técnicas de contención de la vejiga mediante el suelo pélvico. Si estas estrategias iniciales no son suficientes para controlar los síntomas, hay medicamentos disponibles.

Síntomas

Si tienes vejiga hiperactiva, es posible que:

  • Sientas una necesidad urgente y repentina de orinar que es difícil de controlar
  • Sufras incontinencia imperiosa: la pérdida involuntaria de orina inmediatamente después de la necesidad urgente de orinar
  • Orines con frecuencia, en general ocho o más veces en un periodo de 24 horas
  • Te despiertes dos o más veces durante la noche para orinar (nicturia)

Aunque tal vez llegues al baño a tiempo al sentir la necesidad de orinar, el hecho de tener que orinar imprevistamente con frecuencia o por la noche puede alterar tu vida.

Principales Causas

El funcionamiento adecuado se da cuando los músculos de la vejiga se contraen y, de esta forma, expulsan la orina hacia el exterior. Esto no es lo que sucede en el síndrome que hoy estamos tratando; la vejiga hiperactiva se produce cuando los músculos de la vejiga empiezan a tensarse de manera involuntaria, aunque el nivel de orina almacenado dentro de la vejiga no sea elevado. Encontramos diferentes afecciones que pueden contribuir a que la vejiga hiperactiva aparezca:

  • Trastornos neurológicos, como accidentes cerebrovasculares o la esclerosis múltiple.
  • Diabetes.
  • Medicamentos que causen un aumento rápido de la producción de orina.
  • Infecciones agudas en las vías urinarias.
  • Anomalías en la vejiga, como pueden ser los tumores o los cálculos.
  • Obstrucción de la salida de la vejiga, como un agrandamiento de la próstata, estreñimiento o cirugías del pasado para tratar la incontinencia.
  • Vaciamiento incompleto de la vejiga.
  • La multiplicidad de partos.
  • Debilidad de los músculos del suelo pélvico.
  • Obesidad mórbida.
  • Enfermedades como el Parkinsom o el Alzheimer.
  • Anomalías congénitas.

Leer También:¿Qué Es La Prostatitis Y Sus Síntomas?

Visita Nuestro Canal De YouTube

Síguenos y Compartenos

Deja una respuesta

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram