La Tecnología Elevada De Byd, La Mejor Alternativa.

El proyecto del tren de cercanías para Cali y su zona metropolitana, luego que el gobierno nacional confirmara el inicio de los estudios y diseños de factibilidad de esta iniciativa regional, se espera que arranque obras en 2023 convirtiéndose en el medio de transporte más ambicioso para beneficiar a Cali, Jamundí, Yumbo y Palmira.

Según los estudios de prefactibilidad hechos en 2019, el Tren de Cercanías del Valle tendría un costo cercano a los 1.715 millones de dólares, su trazado total es de 73.4 kilómetros y conectará mediante 48 estaciones a Cali, Jamundí, Palmira y Yumbo. El primer tramo priorizado es el de Cali-Jamundí, que tendría integración con el MIO y arrancaría operaciones en el año 2026.

Se tiene pensado que este tren sea eléctrico, que vaya de norte a sur, desde Jamundí pasando por Cali y Yumbo a lo largo de una línea férrea de 38,2 kilómetros y otra de 30,5 kilómetros, de este a oeste, hasta Palmira, y realizará 34.000 viajes diariamente entre los cuatro municipios.

Por lo anterior, las tecnologías utilizadas en este proyecto son fundamentales para asegurar el éxito de semejante apuesta que en este momento se encuentra en el inicio de estudios y diseños de factibilidad, motivo por el cual se deben considerar las tecnologías elevadas como una excelente solución.

 

Dichas tecnologías elevadas son características de BYD, cada vez cogen más fuerza en los sistemas de transporte del mundo y en Colombia, siendo este proyecto un claro ejemplo del tema. Según afirma Juan Felipe Velásquez de BYD Colombia ¨Definitivamente la flexibilidad y adaptabilidad de las tecnologías elevadas las convierten en una tendencia global que se está tomando el mundo y su costo–beneficio es sin duda un factor que los gobiernos deben tener en cuenta, sobre todo en países y momentos en los que la economía se ha visto tan afectada por diferentes causas, esto hace que este tipo de soluciones se convierten en aliados claves¨.

Entre los muchos beneficios que ofrece la tecnología elevada para este tipo de proyectos se encuentra en primer lugar los tiempos de ejecución. La infraestructura de los sistemas a nivel requiere de altas inversiones en adquisición predial (largas negociaciones y procesos de adquisición) y adecuación de muchos componentes a lo largo del trayecto grandes movimientos de redes de servicio público (energía, acueducto y alcantarillado, gas, etc.) entre muchos otros factores. Los sistemas elevados que utilizan infraestructura prefabricada, hacen que sus componentes puedan fabricarse en otros lugares y solo ser transportados al momento de ser instalados, lo que minimiza mucho el tiempo de ejecución y los traumatismos tanto en movilidad como afectación a la comunidad. Dichos sistemas elevados permiten alcanzar tiempos de ejecución de hasta 1 kilometro por mes, lo que los hace muy eficientes en su proceso de construcción.

Segundo, en la intervención de la infraestructura, los sistemas a nivel requieren de una mayor intervención e inversión debido a que deben ajustar el corredor existente para introducir carriles adicionales dedicados al nuevo sistema de transporte, requiriendo hacer una reconfiguración vial completa tanto para los carriles apropiados para el nuevo sistema como para los carriles adicionales (ocupando ante-jardines, propiedades, espacios públicos, etc.). Los sistemas elevados requieren mucho menos espacio, pues la vía va elevada y solo se afectan pequeños espacios como separadores viales ya existentes, liberando el corredor para posteriormente poder ejecutar acciones que mejoren la movilidad actual, como implementar corredores de ciclo-caminabilidad, parques, pasos peatonales, etc.

Tercero, al hablar de la velocidad operativa, la velocidad promedio de corredores viales a nivel en hora pico es muy baja, lo que dificulta la introducción de nuevos actores viales adicionales como un sistema a nivel, además de tener que interactuar con todos los demás actores viales con los que debe compartir el corredor (intersecciones semafóricas, glorietas, ciclorrutas, pasos peatonales, etc.) incrementando el número de paradas requeridas. Los sistemas elevados, al no tener ningún tipo de interacción con otros actores viales y circular por una vía de su uso exclusivo, permiten garantizar las velocidades operativas permitiendo asegurar tiempos de respuesta y de espera de pasajeros, etc. Menos paradas y mejor velocidad operativa en el sistema elevado significa menos desgaste y menor consumo energético.

Cuarto, el área de Intervención, como se menciona anteriormente, para un sistema a nivel la reconfiguración vial requerida para su implementación es de al menos 4 carriles (2 para el nuevo sistema de transporte y 2 para reemplazar los destinados a dicho sistema para uso de vehículos y de más actores viales). El sistema elevado solo debe afectar el corredor en el ancho de sus columnas, que como se mencionó anteriormente puede hacerse en los separadores viales ya existentes sin requerir mayor reconfiguración vial, obteniendo ahorros de más del 90% en el área a ser intervenida.

Un quinto factor de suma importancia es la reducción del presupuesto, pues el sistema elevado al requerir menos intervención en infraestructura, menos área de intervención, y al ser más eficientes en la ejecución, hace que el presupuesto de ejecución pueda reducirse en más del 40% al compararlo con la implementación de un sistema a nivel. El componente predial juega un papel determinante en los presupuestos de ejecución, y el sistema elevado al requerir mínima o muchas veces ninguna reconfiguración vial exige mínima inversión predial lo que liberaría recursos para otras inversiones que requiera el municipio o la nación.

Como sexto punto, en este tipo de proyectos es fundamental resaltar el componente medioambiental, que puede significar ahorros considerables en emisiones de CO2 ya que tanto por su eficiente operación (menos consumo energético que la tecnología a nivel) como por su construcción (menos concreto requerido para el sistema elevado, menos de la mitad que para el sistema a nivel, implica menos transporte de material por consiguiente utiliza menos volquetas, camiones de concreto, equipos para construcción, etc. La tala de árboles con el sistema elevado se reduce significativamente o se elimina por su flexibilidad en el trazado pudiendo ser desplazado hacia los costados de la vía en caso de ser requerido, además de que mucho del componente vegetal puede implementarse bajo el sistema elevado.

¨Se convierte en una responsabilidad social para BYD exponer las bondades que tiene la implementación de la tecnología elevada y ponemos a disposición de las entidades toda nuestra experiencia y conocimiento para brindar la mejor opción de transporte masivo¨ asegura Juan Felipe.

Leer también: Nueva Experiencia Para Los Fanáticos Del Metaverso Con Samsung 837X

Síguenos en: Facebook  Twitter Instagram Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.