Google Siempre Gana: Nunca Pagarás Por Navegar

En el imperio de Google en cuanto a publicidad online no se pone el sol. AdSense (plataforma de anuncios en web y vídeo), AdMob (para aplicaciones), anuncios en búsqueda compitiendo para que cuando un usuario introduce ciertas palabras, salga el resultado X, anuncios cada vez más presentes en los vídeos de YouTube, acuerdos con Facebook para revender sus propios espacios -con cierto olor a falta de competencia-… Y así, podríamos seguir durante decenas de líneas.

El 80% de los ingresos de Alphabet el año pasado provinieron de la publicidad, con un total de 147.000 millones de dólares. Siempre se ha dicho que Google es, a fin de cuentas, la mayor agencia publicitaria del mundo. Pero la diferencia en esta agencia es que tiene los métodos para contratar esa publicidad y también los canales y soportes en los que saldrá. Es un negocio, literalmente, redondo.

La enorme hegemonía de Google tanto en el uso de buscadores como de navegadores hace que sea esa red de permanencia la que le haga tan fuerte. Tanto, que desde el año pasado se anunció su intención de abandonar el uso -al menos tan agresivo- de las cookies en el seguimiento de los usuarios. Un momento: “¿Google eliminando los elementos que hace que su publicidad sea capaz de seguirnos por internet como una bola de piedra gigante a Indiana Jones?”.

Sí, porque puede. Google presentó como relevo un nuevo sistema basado en el análisis de cohortes que se sostiene precisamente porque tiene un control casi absoluto de las búsquedas como en navegador. Por el momento, el cambio está en stand-by al presentar dudas sobre el cumplimiento del GDPR en Europa, pero de llegar, Google dejaría a sus competidores fuera de juego. Sin cookies solo Google y Facebook por su despliegue es capaz de seguir repartiendo la publicidad de forma consistente.

Sin embargo, estos últimos meses también han sido de crecimiento de posibles rivales presentes y futuros de Facebook. El negocio de Amazon cada vez es más potente también en publicidad; Apple, aunque sobre todo ha afectado a Facebook, también se está blindando en una línea que no ayuda a este sentido y, sobre todo, empiezan a salir multitud de alternativas que dependerán de prestar un buen producto para cambiar al usuario de la comodidad que en cierto modo supone Google como lugar conocido que es.

Buscadores: Duck Duck Go ya no está solo en la nueva hornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.