El Valluno.com

Las Frutas Y Verduras En Temporada Agosto

Las frutas y verduras de agosto son, generalmente, las más frescas del año y las que más agua aportan por cada 100 gramos de producto. La sandía, el melón o la ciruela son algunas de las frutas que llenarán tu frutero durante este mes, mientras que los vegetales y hortalizas de temporada serán la berenjena, calabacín o judía verde. 

 la lista de frutas y verduras de temporada de agosto: 

 El Melon es, sin duda, sinónimo de verano. Existen múltiples clases de esta fruta depedendiendo de su lugar de procedencia y sus características de cultivo aunque, en el Estado español, la variedad más común es el de piel de sapo, y es uno de los tipos de melones más grandes, con un peso de 2,5 kg de media. El 92,4% de su composición es agua siendo, por tanto, un hidratante excelente; y su escasa aportación de calorías se debe a que su contenido es escaso en azúcares. Es una fruta muy exigente en cuanto a calor y horas de luz. Para escoger un buen melón, es importante fijarse en que sean duros, pues lo contrario significa que están pasados. También es conveniente fijarse en el color de su corteza.

El melón en rico en Vitamina  C  (25 mg),  Calcio (14 mg), Potasio (320 mg) y fósforo (18 mg), entre otros.

Melón.

Melocotón. Actualmente, el Melocoton es una de las frutas más difundidas del mundo. Sus aportes de nutrientes son muy moderados, por lo que es una fruta idónea para el consumo general. Aunque no destaca por aportar grandes cantidades de ninguna vitamina en concreto, el melocotón confiere a nuestro organismo importantes dosis de Fibra y potasio. Una señal de que se encuentra en un grado óptimo de maduración es cuando la última mancha verde torna en un tono amarillo, y si desprende un aroma suave y afrutado.

 Melocotón.

Esta fruta es una buena fuente de agua (89 gramos por cada 100 gramos), vitamina A (17 ug), vitamina C (8 mg), calcio (8 mg), potasio (280 mg) y en menor medida de hierro (0,4 mg) y fibra (1,4 mg).

Sandía. La  sandia es una fruta típica de verano. Florece en Mayo-Junio y madura unos 40 días después, que es cuando podemos coger nuestra sandia . Es uno de los productos más exportados por España, principalmente a nuestros vecinos europeos Alemania, Francia y Países bajos. Al mismo tiempo, es un producto que también importamos, sobre todo de Marruecos y Senegal.

Sandía.

Esta fruta tan famosa en la época cálida del año tiene 94,6 gramos de agua, 18 ug de vitamina A, 5 mg de vitamina C, 7 mg de calcio y 120 mg de potasio.

Ciruela. Esta fruta es muy popular por evitar el estreñimiento, su gran contenido en fibra no es su única ventaja ya que es rica en vitaminas A, C, B, B2, B3, E y K; y en minerales como fósforo, sodio, magnesio, hierro, calcio, boro, cobre o zinc, que convierten a la ciruela en una auténtico tesoro nutricional. Además, combate la anemia y tiene una potente acción antioxidante.

Ciruela.

La Ciruela es rica en agua (82,35 gramos), vitamina A (20 ug), calcio (12,5 mg) y potasio (236,5 mg), entre otros.

Calabacín. La temporada perfecta para consumir calabacín es el verano porque necesita climas calurosos para crecer. Las flores de la planta también son comestibles y tienen un sabor muy delicado.

Calabacín.

Entre sus valores nutricionales destaca el agua (94,6 gramos por cada 100 gramos del productos, según datos de la Bedca), calcio (19 gramos por cada 100 gramos comestible del producto), magnesio (18 gramos por cada 100 gramos de la parte comestible de los calabacines) y potasio (230 gramos por cada 100 gramos del alimento). Dada su versatilidad, los calabacines pueden usarse en numerosos platos y de manera muy diferente: como espaguetis   cortarlos en rodajas e incorporarlos en pizza. 

Higo. Su temporada es muy corta, estando disponibles principalmente en agosto y septiembre, pero eso no impide que los higos sean una de las frutas más consumidas en verano. Tiene 80,3 gramos de agua, 8 ug de vitamina A, 38 mg de calcio, 270 mg de potasio y 20 mg de malgnesio.

Higo.

Es una excelente fuente de energía por sus azúcares naturales y mejora el estado de ánimo. Sus fibras solubles ayudan a controlar el colesterol y el nivel de glucosa en sangre, Además, este contenido en fibra también tiene efecto saciante y laxante, y su sabor e intensidad ayuda a evitar antojos dulces con lo que controla la ansiedad por la comida.

Judía verde. Ricas en vitamina C, las judias verdes contrarrestan los efectos negativos de los radicales libres, frenando el envejecimiento celular por lo que es un excelente antioxidante. También tienen un buen aporte de vitamina A que junto al zinc y a la mencionada vitamina C, favorecen la salud del sistema inmunológico. La vitamina K ayuda a mantener los huesos fuertes y sano y la cantidad de potasio y de magnesio reduce la hipertensión. Ricas en fibra, favorecen y regulan el tránsito intestinal combatiendo el estreñimiento.

judía verde.

Berenjena. Necesita muchas horas de sol y temperaturas elevadas para crecer, por eso se encuentra principalmente en verano. Las berenjenas que compran en pleno invierno vendrán con mucha probabilidad de invernaderos climatizados o de países lejanos.

Berenjena.

La berenjena es rica en agua (92,2 gramos), calcio (10 mg) y potasio (262 mg). Además, es la única hortaliza que contiene nasunina, un potente antioxidante presente en su piel que ayuda a retardar el envejecimiento. También posee ácido clorogénico que ayuda a reducir el colesterol y a combatir los radicales libres a la vez que sus flavonoides protegen a las células de agentes dañinos.

Síguenos en Nuestras Redes SocialesFacebook  Instagram  Twitter

Síguenos y Compartenos

Deja una respuesta

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram