El Valluno.com

Evitemos Inundaciones Por Mal Manejo De Basuras

El gerente del Plan Jarillón, recordó que fue precisamente por el fenómeno de la niña en los años 2010 y 2011 cuando la ciudad se inundó y afectó a 8.777 familias que habitaban el dique y las lagunas de Charco Azul y el Pondaje, una de las razones por la que nació este proyecto.

“El llamado es la para invitarlos a no botar basuras y escombros en los canales de aguas lluvias, las predicciones meteorológicas que se tienen y la información de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo dicen que viene el fenómeno de La Niña al finalizar el año. Ya hemos visto cómo se han incrementado las lluvias y por eso estamos prendiendo las alarmas”.

Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM) el fenómeno de La Niña continuará hasta 2021, afectando las temperaturas e incrementando las lluvias y tormentas en gran parte del mundo.

Eli Shnaider Brener agregó que en el año 2016 también se registraron graves inundaciones en el nororiente de la ciudad,  “este es un llamado de atención a que cuidemos nuestros sistema de drenaje y canales de aguas lluvias, que no son para botar escombros, muebles viejos ni  basuras, porque todo absolutamente todo lo que tiremos se nos va a devolver”.

Indicó que si la comunidad ve a un vecino, carretilleros, chanas, o volquetas disponiendo escombros en estos lugares, que los denuncien ante las autoridades policiales porque es un delito que va más allá de una contravención.

La Niña trae más lluvias de lo común, haciendo de las precipitaciones un fenómeno más intenso de lo habitual. Con este fenómeno la oferta de agua será tan excesiva, que causaría inundaciones en los cursos medios y bajos de los ríos, afectando a las poblaciones ribereñas, así como graves problemas de presencia de hongos en todo tipo de cultivos (comerciales, industriales y de pancoger) según los expertos.

Según cifras del Departamento Nacional de Planeación, reportadas en el evento ‘Finanzas del Clima’, realizado en el año 2018, el Fenómeno de ‘La Niña’, presentado en los años 2010 y 2011 le ocasionó daños al país por el equivalente a 2 por ciento del PIB.

En cuanto a inundaciones, el documento ‘Valoración de daños y pérdidas, Ola invernal 2010-2011’, del BID y la Cepal, indicó que en Colombia se inundaron 3,5 millones de hectáreas, de las cuales 693.000 fueron pastos de ganadería, 416.000 hectáreas de áreas agrícolas, 46.000 de cultivos transitorios y 10.000 hectáreas de cultivos permanentes.

 

Síguenos en: Youtube, Facebook, Twitter y Instagram

Síguenos y Compartenos

Deja una respuesta

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram