El Valluno.com

Bienestar Emocional Estrés, Insomnio Y Ansiedad

¿Cuánta atención le prestamos a nuestra salud mental? “Cuando llegó a la guardia le faltaba el aire y tenía palpitaciones. La paciente, una chica joven con dos trabajos de home office y un bebé, atravesaba una angustia profunda. Sin ayuda ni guardería, sin límites de horarios ni francos laborales. Las notificaciones del mail la desbordaban por completo”. La situación ocurrió el mes pasado en el hospital Dalmacio Vélez Sarsfield. Y representa una foto de la otra pandemia, la del bienestar emocional que está en jaque.

“Cada vez son más los adultos jóvenes con trastornos de ansiedad. El trabajo remoto sin límite, la presión, el temor al contagio y la sobre exigencia encarnan los casos más frecuentes que llegan a la guardia”, explican las licenciadas Cecilia Ficher, psicóloga y Nadia Pérez, psiquiatra, integrantes del equipo de guardia interdisciplinario de Salud Mental del hospital de Monte Castro.

El Covid-19 funciona como un acelerador de urgencias y la pandemia, como el gran agente estresor que deja sus estragos en niños, jóvenes y adultos. Según una encuesta reciente de la consultora Bridge The Gap, el 43.7% de los entrevistados reportó haber sufrido trastornos vinculados a la salud mental. Y un 46.1%, además, reconoció conflictos en sus vínculos personales. Sin embargo, lo que más llamó la atención del equipo a cargo del relevamiento fue que los jóvenes entre 18 y 29 años integraran el grupo que asumió mayores dificultades que la media con respecto a la salud mental. El estudio realizado en mayo de 2021 arrojó un 60% de personas que identificaron trastornos. Además, el 45% admitió episodios que afectaron su salud física por el estrés, y el 55% vio perjudicadas sus relaciones personales.

Entre los niños y niñas los datos también son preocupantes. Desde el Instituto de Ciencias Sociales y Proyectuales de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) afirman en un sondeo reciente que el 56% dejó de jugar en forma independiente. El 34% demanda la presencia de un adulto y el 12,4%, de un hermano o hermana. Según la doctora Diana Barimboim, investigadora y docente de la Licenciatura en Psicología, la encuesta realizada entre 509 padres y madres de niños entre 2 y 6 años de clase media de AMBA reveló que: “Los niños y niñas están muy caprichosos, no toleran la frustración y tienen crisis de llanto. Todo lo quieren para ya. No pueden esperar. Las rutinas cambiaron radicalmente. No pueden respetar horarios de comida, de baño, ni de sueño. Los niños se acuestan tarde, les cuesta dormir, se pasan a la cama de los padres, tienen pesadillas y ataques de llanto, entre otros disparadores”, enumera Barimboim.

Más Aquí:

Síguenos En: YoutubeFacebookTwitter y Instagram

Síguenos y Compartenos

Deja una respuesta

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram