El Valluno.com

Errores En La Alimentación De Los Gatos

Los gatos son  animales de compañía que se acaban convirtiendo en uno de los mejores amigos de las nosotros, y es que son únicos porque te acompañan en todo momento y son fieles desde que los introduces en tu familia. Lo importante de que te hagas cargo de un gato, o cualquier otro animal, tengas claro que no debe ser un capricho, sino una responsabilidad porque trata de un ser vivo que siente y padece.

Tienes que tener en cuenta inadvertencias que la mayoría de las personas pasan desapercibidas en el cuidado de los gatos, como por ejemplo podemos hablar de la alimentación. A continuación, vamos a conocer esos errores más comunes que cometemos alimentando a nuestros gatos.

SOBREPESO EN LOS GATOS

Una de las cosas que pasamos por alto es que un gato es propenso a coger peso en poco tiempo, es decir, de una manera rápida. Debido a esto, hay que tener presente que la salud de estos animales tiene más peligro que la de aquellos que no tienen sobrepeso, pues cuentan con menos años de vida debido a enfermedades que puede acarrear el exceso de peso. Para que esto no ocurra y para que nuestra mascota tenga buen estado físico será importante adecuar su alimentación a su necesidad nutricional

La solución a esto es ofrecerle los nutrientes necesarios, pero nunca sin sobrepasar las cantidades apropiadas. Otra opción es la de suministrarle minerales y suplementos vitamínicos. Puedes adquirir este tipo de alimentos para gatos en tiendas de mascotas especializadas, tanto físicas como online. Si observamos que esto no funciona, otra cosa que podemos hacer es ponerle una dieta al animal para que recupere su peso adecuado y tenga una buena salud.

Algunos contratiempos que puede acarrear esta mala gestión en la alimentación de tu mascota, que deriva en sobrepeso, son problemas como: diabetes, hipertensión o artritis. Además, también podrían aparecer enfermedades renales u otros problemas cardiovasculares. Recuerda que la salud de los los animales no es un motivo de juego.

EL DEPORTE, FACTOR CLAVE LIGADO A LA ALIMENTACIÓN

Son muchas las personas que piensas que los gatos no necesitan desfogarse igual que otros animales como podrían ser los perros, algo que es totalmente falso. Los felinos tienden a comer de forma compulsiva cuando no tienen a nadie con quien correr, jugar, saltar… Por este motivo es muy importante mantener una buena relación con el animal y establecer un vínculo emocional fuerte. La vida sedentaria puede acarrearle muchos problemas a estos animales como daños, traumas o enfermedades.

Y es que, cuando se trata de estos animales, no nos referimos a que se desfoguen saltando en un parque, sino que simplemente basta con que le compres algunos juguetes para mantenerlo distraído. Por ejemplo, puedes lanzarle cosas por las escaleras para que suba y baje a cogerla, puedes utilizar ovillos de lana para que corra detrás de ellos…

 

NO ACUDIR A UN ESPECIALISTA, UN ERROR MUY FRECUENTE

Seguro hay personas que jamás han llevado a su gato a un veterinario o una persona especializada en el cuidado de felinos. Esto es un gran inconveniente porque no hay nadie mejor que este profesional para que te de buenas recomendaciones a seguir para alimentar correctamente a tu gato.

Esta persona será la encargada de ponerle una dieta adaptada a tu mascota, pues no todos los gatos requieren de mismos alimentos, cada uno es un mundo. Por este motivo, debes tener claro que tu mascota requiere de una alimentación sana y equilibrada formada por carne fresca y húmeda que puedes comprar en cualquier tienda para animales o cocinarla tú mismo en casa.

ALIMENTOS BUENOS Y MALOS PARA SU SALUD

Gracias a la visita a un veterinario, además de los beneficios vistos en el punto anterior, también podrás tener información muy interesante y necesaria sobre cuáles son los alimentos que tienes que darle a tu gato y cuáles son los que debes evitar.

El problema es que todavía hay mucho desconocimiento en cuanto a qué alimentos son dañinos para su salud. Por ejemplo, aquellos alimentos metabólicamente estresantes como las croquetas, que son altamente perjudiciales para su salud. También cualquier alimento procesado, da igual que sea seco o húmedo; alimentos que contienen papa, granos o aquellos que tienen mucho almidón. Sal, aceite, especias; incluso chocolate, que puede favorecer a la aparición de ceguera en el animal y que contiene teobromina, una sustancia que el organismo del felino no puede digerir y puede derivar en intoxicación, provocando aumento del ritmo cardiaco, vómitos, diarreas e incluso una entrada en coma.

Algunos alimentos que si serían adecuados para el consumo de estos animales son los frescos (crudos o cocidos ligeramente). Siempre acompañados de mucha agua o caldo para una buena hidratación. Nos referimos también a alimentos enteros, sin procesar, no transgénicos, orgánicos, y en su forma natural. Y es que, gracias a estos alimentos, el cuerpo puede asimilarlos mejor puesto que son biológicamente apropiados.

EL AGUA ES DE VITAL IMPORTANCIA

Al igual que el agua es imprescindible para las personas, también lo es para los gatos, pues representa entre el 60 y el 70% del peso corporal de un gato adulto. Por este motivo, tu animal tiene una gran deficiencia de agua, tendrá repercusiones críticas que puede acarrear enfermedades graves, hasta llegar a la muerte incluso.

Debes asegurarte de que beba agua, por lo que puedes colocarle el cuenco de agua fresca en el lugar de la casa en el que pase más tiempo. Recuerda también que los alimentos húmedos pueden llegar a satisfacer las necesidades de estos animales, pero jamás deberán sustituir a un buen cuenco de agua. Un truco que te puede servir de utilidad es aplastar un par de tallos de hierba gatera fresca y ponerlos en el recipiente del agua, verás cómo le viene bien y aumentan sus ganas de beber.

OTROS ERRORES COMUNES EN LA ALIMENTACIÓN DE LOS GATOS

    • Dejarle el plato de comida todo el día hasta que se lo coman: Esto es un error muy frecuente. Lo idóneo es que la comida solo esté en el plato el tiempo que tu mascota esté alimentándose, no hay que tenerlo siempre lleno.

    • Servir un bufé de comidas durante todo el día: Mal. Lo correcto es que la comida se le divida en 3 o 4 raciones a lo largo del día. Por el contrario, se convertirán en comedores compulsivos.

    • Dar mucha cantidad de comida: Se trata de un error muy frecuente. Si ves que tu gato tiene mucha hambre, una opción a tener en cuenta es meter el pienso en agua durante un rato antes de dárselo para que el alimento absorba el agua y sacie más al gato. Además, lo ayudarás a hidratarse.

    • Si tienes más de un gato, darles de comer juntos: Hay que alimentarlos de forma separada porque unas mascotas pueden comer más rápido que otras y pueden incidir sobre el resto y acelerar su momento de ingesta del día. Puedes colocar los comedores en distintos lugares de la casa, algo con lo que además puedes descubrir qué es lo que ha comido cada gato y observar si alguno ha perdido el apetito.

    • Ofrecer pescado crudo: Es cierto que este alimento contiene muchas proteínas, vitaminas, ácidos grasos y minerales, pero también contiene la enzima tiaminasa, que destruye a la vitamina B1, por lo que el pescado debe estar siempre previamente cocinado.

  • Proporcionarle una alimentación exclusivamente vegetariana: Grave error porque la mayoría de nutrientes que necesitan los felinos son obtenidos de la alimentación animal no vegetal. Por ejemplo, aa vitamina A, necesaria para el buen estado de los ojos, la piel y el crecimiento sano se obtiene de las proteínas animales.

 

Síguenos en: Youtube, Facebook, Twitter y Instagram

Síguenos y Compartenos

Deja una respuesta

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram