En La EMAVI Se Cumplió El Sueño De Juan Sebastián

Juan Sebastián Mazuera, más conocido como el niño genio de la Aviación, visitó en compañía de sus padres y hermano menor, la Escuela Militar de Aviación “Marco Fidel Suárez”, alma máter de los Oficiales de su Fuerza Aérea Colombiana.

Este caleño, con tan solo 12 años, es un apasionado por los aviones de nuestro país y desde pequeño se interesó por conocer los detalles de todas las aeronaves en el mundo, tiene más de 203 horas de vuelo virtual y más de 34.000 seguidores en redes sociales.

Uno de sus sueños era conocer la Escuela Militar de Aviación, sueño que fue cumplido gracias a su Fuerza Aérea Colombiana, quien dispuso de todos los medios para recibirlo con altura.

A su llegada al alma máter de la Oficialidad, fue su Director, el señor Brigadier General Andrés Guzmán Morales quien le dio la bienvenida a esta Institución Militar de Educación Superior encargada de formar integralmente a los futuros Oficiales de su Fuerza Aérea Colombiana.

Durante su recorrido por la Unidad tuvo la oportunidad de apreciar las diferentes aeronaves que han formado parte de la historia de la EMAVI y de la Fuerza Aérea como el avión T-34 Mentor, el Caudron G4, el F-86 Sabre, el helicóptero UH1H y el avión T-37 Tweet; conoció uno de los alojamientos de nuestros cadetes resaltando de ellos la pulcritud y organización, posteriormente uno de los Instructores de vuelo le enseñó la aeronave T-90 Calima, un avión de entrenamiento básico, diseñado y fabricado por la Fuerza Aérea Colombiana y el avión T-41 Mescalero, entrenador primario e insignia de nuestra Institución.

Juan Sebastián, no podía ocultar su emoción de apreciar y conocer la historia de estas aeronaves por las que han pasado cientos de pilotos militares que hoy en día con su valentía, profesionalismo y hazaña han desarrollado las misiones mas importantes de su Fuerza Aérea Colombiana.

Su recorrido concluyó en el Centro de Excelencia Operacional de la Escuela Militar de Aviación, allí tuvo el privilegio de volar al lado de uno de los Instructores en el simulador Redbird del equipo C172 demostrando sus conocimientos y habilidades, enfrentando condiciones adversas en vuelo que nunca había experimentado antes en sus simuladores.

Este niño, sin duda alguna vivió una mágica e inolvidable experiencia, así lo expresó su padre, Oscar Eduardo Mazuera, Sargento retirado del Ejército Nacional, quien admira y lleva en su corazón a la Fuerza Aérea Colombiana.

Leer también:Min Educación Entrega Sede Educativa En Armenia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.