El Valluno.com

El Júbilo Olímpico De Alejandro Valverde

No hay mejor radiografía de los estados de ánimo, de la moral, de alejandro valaverde a lo largo de los días que la que puede resultar de un perfil de una etapa de montaña del Tour de francia momentos bajos, momentos muy bajos, momentos bajísimos, de resistir las ganas de irse a casa, y momentos en los que las montañas le quedan por debajo de la barbilla afilada, tan alto se ve. Y su rendimiento sigue las mismas diagonales que las de las gráficas, hacia las simas y los valles, hacia las cimas y las nubes.

Su personalidad, y la de los grandes campeones, no es tan diferente de la de Luis ocaña que hace 50 años, el 12 de julio de 1971, hizo llorar a toda España con su caída en el descenso del col de Menté, el cielo negro sobre los Pirineos, el asfalto, un torrente de barro y agua. Su maillot amarillo se tiñó de sangre roja, roja, y, con el ocaso del sol del pelotón, el Tour lo ganó quien lo tenía perdido, Eddy Merckx, el déspota que le robaba el sueño al ciclista de Priego. La rabia le llenaba los días altos; los días bajos era invisible.

Leer también:Reunión Sostenida Entre El Bloque Parlamentario Del Valle

Síguenos en Nuestras Redes Sociales: Facebook  Instagram  Twitter

También puedes seguirnos a nuestro canal de YouTube: El Valluno TV

Síguenos y Compartenos

Un comentario sobre «El Júbilo Olímpico De Alejandro Valverde»

Deja una respuesta

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram