Diversidad Laboral Qué Es y Cómo Promoverla

La diversidad laboral está cada vez más en boca de todos. Sobre todo entre los jóvenes que buscan unirse a una empresa. Si quieres captar el talento más valioso y llevar el crecimiento de tu empresa o proyecto a nuevos horizontes, la diversidad e inclusión deben incluirse en tu estrategia a partir de hoy.

¿Qué es la diversidad laboral?

La diversidad laboral es un concepto que influye en la gestión de una empresa que se preocupa en atraer a su plantilla talento de distintos contextos y procedencias, sin importar su orientación sexual, identidad de género, edad, prácticas religiosas o culturales, o discapacidades físicas que no afectan sus capacidades creativas o intelectuales.

Por supuesto, no se trata únicamente de contratar a personas cuyas características transgredan por completo las antiguas prácticas, o de contratar gente por cumplir con una cuota. Se trata de construir un ambiente laboral que fomente una convivencia respetuosa entre los diversos atributos de cada empleado.

¿Por qué es importante la diversidad laboral?

Para empezar, las nuevas generaciones que ocupan casi la mitad de los puestos laborales (los millennials y centennials) valoran la diversidad y la consideran como una de las razones para sumarse a la fuerza laboral de una empresa.

Según un artículo de El País, los países de América Latina y el Caribe verían un aumento del 16 % en el producto interno bruto (PIB) si se cerrara la brecha de género en el trabajo. Así que esta acción es benéfica para la economía local e internacional.

HubSpot, por ejemplo, aprovecha las habilidades y talentos que provienen de perfiles distintos. Es fácil estancar el crecimiento de la organización y de los equipos si las personas que trabajan en ella tienen las mismas perspectivas, formación, creencias y valores para resolver problemas, crear propuestas y tomar decisiones. Así, es de suma importancia asegurar que cada grupo y equipo que colabore dentro la compañía esté conformado de tal manera que se le otorgue a los perfiles que allí convergen el valor que merecen.

Finalmente, la diversidad laboral es una cuestión ética  puesto que ayuda a cambiar la situación de trabajo de las minorías, que en muchas ocasiones no pueden acceder o crecer en su profesión simplemente por falta de oportunidades.

La relación entre la inclusión y la diversidad laboral

Aunque no lo parezca, la diversidad laboral no garantiza la inclusión dentro de la empresa. La inclusión consiste en crear un espacio seguro que permita que los integrantes de una plantilla diversa puedan desarrollar sus habilidades y participar de todas las actividades.

Es decir, la empresa debe ofrecer herramientas, espacios y políticas que se adapten a las necesidades de la gente que contrata: desde el fácil acceso a sillas de ruedas hasta cursos de educación y sensibilización para el trato respetuoso a personas neurodivergentes o no binarias, por ejemplo.

Si estas estrategias resultan exitosas, es más sencillo retener talentos valiosos y ser parte de un esfuerzo colectivo que mejore las condiciones laborales en el entorno donde la empresa se desarrolla.

No obstante, es mucho más fácil decirlo que hacerlo, ¿cierto? Instaurar un programa de diversidad e inclusión es un proceso que puede llevarle tiempo a una organización. Por eso queremos compartirte algunos consejos para que estos conceptos se conviertan en uno de los principales paradigmas de tu empresa o equipo.

 

Leer también: Cómo Ganar en Las Máquinas Tragamonedas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.