Desfile Alta Costura Primavera-Verano 2022 Dior

El taller, donde la cabeza y las manos trabajan al unísono, es a la vez un instrumento y un lugar de experimentación; un órgano vivo donde savoir-faire y savoir-être se encuentran y evolucionan, en el curso de una colaboración que reafirma constantemente el lenguaje mágico y científico que es la alta costura.

Este es el emblema de la colección Dior de alta costura Primavera-Verano 2022, diseñada por Maria Grazia Chiuri, a través de la cual la directora creativa de las colecciones femeninas de Dior honra las relaciones humanas con objetos hechos a mano, expresando el deseo de abolir las fronteras entre el arte y la artesanía de una vez por todas. El cuerpo es, por lo tanto, un vector para infundir vida en proyectos de vanguardia.

El bordado se convierte en un acto conceptual tridimensional que reinventa las técnicas y la excelencia elemental del taller; avanza a través de una coreografía de movimientos y no se limita a ser un mero detalle decorativo. Es lo que confiere al tejido su estructura, su arquitectura. Los bordados destacan e interactúan con el material, haciéndolo evanescente y provocando una interacción con el aire circundante. Esto se ve, por ejemplo, en el contraste de una falda larga de color crudo completamente bordada con una camisa de organza de seda transparente.

Las medias, uno de los emblemas de la colección, también aprovechan el bordado para ofrecer una dimensión espectacular que les permite establecer un diálogo vivo con diferentes piezas, desde un traje gris engalanado con grisalla hasta vestidos de noche que fusionan la delicadeza del bordado con la ligereza del tul a través de una serie de leotardos drapeados. Maria Grazia Chiuri reafirma la sintaxis y la gramática del taller, celebrando tanto el papel y la pureza de las líneas como la esencia de la alta costura: vestir el cuerpo.

En otros looks, los abrigos de cachemira abrazan la silueta y las elegantes capas en blanco resplandeciente ocultan conjuntos de chaqueta y pantalón. Las faldas plisadas ondean bajo abrigos estructurados, mientras que los tejidos jacquard de lamé plateado de los vestidos resaltan cada movimiento del cuerpo.

Estos estampados bordados, que reinterpretan la herencia de Dior, se convierten en el elemento central y, siguiendo las reglas de la alta costura, se transforman a través de una visión que hace del taller un modo de expresión colaborativo, donde la alta costura es una forma de experimentación y curiosidad constantes.




Leer también:

Jean Paul Gaultier Presenta Scandal Eau de Parfum

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.