El Valluno.com

Del Susto Al Mejor Nadal

La inquietud deriva felizmente en una extraordinaria reacción, porque rara vez no se levanta a tiempo Rafael nadal. El español aprieta los dientes, acude al centro de la pista y celebra en forma de cruz, brazos en alto. Pero antes ha sorteado un buen sofoco. Diego, viejo conocido, le ha conducido hacia la primera situación comprometida en este Roland garros, plácido hasta que el argentino, un tipo sin miedo, ha formado un buen enredo y le ha arañado un set. Hay fuego, pero no incendio. El balear responde a la afrenta con una embestida brutal (6-3, 4-6, 6-4 y 6-0, en 2h 45m) y el viernes disputará sus decimocuartas semifinales en el grande francés, contra Novak Djokovic ( 6-3, 6-2, 6-7(5) y 7-5 a Matteo Berrettini, en 3h 28m).

La Chatrier recupera la alegría; incompleta, pero alegría al fin y al cabo. Tras la desértica edición del año pasado y las cinco primeras rondas silenciosas de esta, la grada de la central se ocupa parcialmente —de los 1.000 espectadores autorizados hasta ahora, se pasa este miércoles a 5.000 por la moderación de las restricciones sanitarias en París— y el alboroto vuelve a colorear el inhóspito paisaje de los días previos. Vuelve el ruido, el barullo, el griterío. Hay runrún, la pista es otra historia. “¡Diego, Diego, Diego!”, le jalean a Schwartzman, que cuenta hoy con el favor de los parisinos por eso de aportar pimienta e intentar compensar un poco la historia. Aún lejos de aquellos tiempos volcánicos, los sonidos caen como agua bendita en la Chatrier.

Leer también:Los Peligros De La Depresión Crónica

Síguenos y Compartenos

Deja una respuesta

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram