¿Cómo optimizar el uso de las remesas?

Las remesas constituyen un aporte indispensable para decenas de miles de familias en Colombia, así como para millones en toda América Latina. Esta necesidad se hizo imprescindible con la pandemia del Covid-19, por lo que saber administrar este recurso tan valioso es indispensable para poder sortear la crisis económica que la región comienza apenas a superar.

De hecho, el país está entre las 10 naciones latinoamericanas que más reciben transferencias internacionales y según las últimas cifras desprendidas del Banco Central, el tercer trimestre de 2021 vivió un récord en este rubro, llegando a los US$ 1,144 millones, 20 % más que el mismo periodo de 2020.

Esto solo reafirma lo anterior, y es que son muchas las familias que necesitan de las remesas para poder subsistir, cuestión que sigue creciendo conforme pasan los meses. Ante esto, Mauricio García, vicepresidente regional para América Latina de Western Union, compartió algunos consejos financieros para garantizar el óptimo uso y manejo del dinero que llega hasta las familias ecuatorianas desde el exterior.

1. Destina una cantidad para el ahorro

Si bien las remesas suelen ser destinadas para solventar gastos básicos del hogar como alimentación y salud, un porcentaje del monto recibido debe destinarse al ahorro, que posteriormente, puede ser invertido en educación, ocio o cualquier otra necesidad que surja con el tiempo. Resulta vital saber que el ahorro, es la mejor manera de llevar unas finanzas personales saludables.

2. Maneja un presupuesto familiar

Esta es una herramienta financiera fundamental tanto para empresas como para las familias. El presupuesto diario, semanal y mensual es importante para así guiar cada uno de los gastos que se realicen. Esto se diseña previo a que llegue el dinero a la cuenta y se programa para que cada centavo que salga vaya al lugar destinado con anterioridad. Aquí se definen ingresos fijos y variables, considerando que el ahorro debe estar en tu lista como parte del presupuesto final. Recuerda que incluso si se trata de egresos destinados a actividades de recreación, debes anticiparlos con tiempo.

3. Prioriza necesidades

Al tener claro el presupuesto del hogar podrás hacer un análisis de aquellos gastos que no suponen una necesidad básica a suplir y que pueden ser reducidos o eliminados de su planificación mensual. Se deberá hacer un balance junto al núcleo familiar para identificar todos aquellos egresos no prioritarios y destinar el dinero a categorías más relevantes como estudios, alimentación y habitación.

4. Ahorro e inversión
Aunque parece utópico para algunas familias, la realidad es que con una buena programación se puede ahorrar lo suficiente para invertir. Cultivar el hábito del ahorro es tan necesario como pagar las cuentas. Y es que contar con una reserva monetaria para subsanar cualquier imprevisto es imprescindible para no entrar en préstamos imposibles de pagar.

Ahora, si la familia ya llegó al punto de subsanar las necesidades básicas y el ahorro ya es visto como prioridad, se debe considerar la posibilidad de invertir en corto o mediano plazo para que el dinero que está en la cuenta bancaria no se estanque, sino que se multiplique.

Con estos sencillos, pero importantísimos consejos, las familias ecuatorianas y latinoamericanas podrán hacer un mejor uso de las remesas que siguen aumentando en volumen conforme pasan los meses.

Leer también: El Pez Ídolo Moro, Características, Alimentación y Más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.