El Valluno.com

Cómo Acostumbrar A Tu Perro A Estar En El Trasportín

El transportín, para quien no lo sepa, es una especie de caja que se utiliza para transportar a algunas mascotas como un gato, un perro, un conejo, etc. Pero dentro de esta definición entran varios tipos, sobre todo en lo que a materiales se refiere. Lo más importante y que se ha de tener en cuenta es que sea seguro ya que su uso principal es la de utilizarlo para mover a un animal, en gran la gran mayoría de los casos en vehículos, por lo que debe de protegerlo de posibles accidentes.

Tipos De Trasportín

Plástico Rígido

Por un lado estarían los de plástico rígido. Estos cumplirían de manera básica con la función de la protección ya que evitarían daños en caso de impactos no muy fuertes. Estos suelen ser los que más se compran por el factor del peso, ya que son muy ligeros y fáciles de mover, teniendo en cuenta que a ello se le sumará el peso de nuestro perro.

Metal

La otra opción son los trasportines de metal. Estos, por el propio material, son mucho más resistentes y prácticamente irrompibles. La protección es mucho mayor pero su utilidad será más limitada por ser aparatoso.

Usos Del Trasportín

El uso más común que se asocia con el transportín es la de utilizarlo para ubicar a la mascota durante un viaje, pero hay otras muchas opciones de qué hacer con él, sobre todo para el bienestar de nuestro propio perro. Siguiendo en la línea de los viajes, estos pueden ser también utilizados como cama, ya que estará acostumbrado a él, le resultará un lugar conocido y seguro dentro de un nuevo espacio en el que se siente extraño como puede ser una habitación de un hotel, por ejemplo.

Además, si para ellos es un lugar agradable y en el que se sienten a gusto será también como una especie de refugio para ellos. Por este mismo motivo, cuando tienen que pasar por situaciones que les asustan se puede utilizar para que estén más calmados. Es el caso de los perros que tienen miedo a los fuegos artificiales que, de no ponerse a ladrar, buscarán algún sitio donde esconderse y ese puede ser el transportín.

Asociación Positiva De Tu Mascota

Pero para que el transportín sea tan funcional como se mencionó hasta ahora, es estrictamente necesario que nuestro perro se acostumbre a él y lo entienda como un lugar seguro y cómodo. Para conseguirlo todo depende de nosotros y de la educación que le demos al perro. A continuación, te explicaremos paso por paso un efectivo método para conseguirlo.

 

Incorporar El Transportín A La Vida Diaria

Para empezar con el ejercicio debemos incorporar el transportín en el día a día, como un elemento más de la vida de tu mascota. Para ello debemos colocarlo en una zona que el perro frecuente mucho. Podemos dejarlo ahí constantemente como un elemento más o, por el contrario, retirarlo y colocarlo sólo cuando se practique este ejercicio con él.

Premiar O Animar Con Gominolas

Es posible que de primeras el can, aunque no presente miedo, si desconfíe del transportín, negándose a entrar. Para ello podremos poner en su interior más gominolas de forma que siga entendiendo que el interior también es un espacio en que recibe recompensas. Seguramente una vez que entre y se coma todo lo que encuentre vuelva a salir, pero nos tenemos que conformar con esta pequeña hazaña.

Mira Mas Aquí: Cosas Que Debes Saber Si Quieres Tener Un Caracol

Síguenos En: YoutubeFacebookTwitter y Instagram

Síguenos y Compartenos

Un comentario sobre «Cómo Acostumbrar A Tu Perro A Estar En El Trasportín»

Deja una respuesta

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram