Conoce Causas Y Consecuencias Del Estrés

El estrés puede estar afectando tu salud, aunque no te des cuenta. Puedes pensar que una enfermedad es la culpable de ese dolor de cabeza irritante, de tu frecuente insomnio o de tu menor productividad en el trabajo. Pero el estrés puede ser la causa.

Síntomas físicos del estrés

Distinguir entre una dosis aceptable de estrés y una excesiva no siempre es fácil. Estamos acostumbrados a correr de aquí para allá, a hacer varias cosas a la vez y a enfrentarnos con retos a menudo, por lo que es importante prestar atención no solo a nuestro estado de ánimo, sino también a algunos síntomas físicos, como los siguientes, que nos avisan de que las tensiones diarias nos están afectando:

  • Dolores de cabeza frecuentes.
  • Diarrea o estreñimiento.
  • Variaciones de peso inusuales
  • Cansancio excesivo, decaimiento.
  • Mandíbula rígida, músculos tensos.
  • Insomnio o somnolencia.

Nuestro cerebro también nos manda otras señales de alarma como la desmotivación, la falta de deseo sexual, la irritabilidad, la ansiedad o los olvidos y retrasos de memoria.

Consecuencias del estrés crónico

Entre los riesgos del estrés crónico se encuentran:

  • Bajadas De Defensas.
  • Presión Arterial Alta.
  • Diabetes.
  • Insuficiencia Cardíaca.
  • Acné.
  • Eccemas.
  • Depresión.

También la ansiedad o problemas derivados de la tensión constante como las contracturas musculares. Se produce al apretar la mandíbula a menudo y de forma inconsciente cuando dormimos.

Estar estresados continuamente también puede hacernos engordar, ya que afecta a la regulación de nuestros impulsos y emociones, haciendo que nos decantemos por alimentos muy apetecibles pero con escaso valor nutritivo. Esta falta de control con frecuencia deriva en otros hábitos y conductas nocivas, como fumar o beber alcohol en exceso para intentar relajarnos, con sus correspondientes consecuencias negativas.

Algunos estudios afirman que el estrés laboral, uno de los más frecuentes, aumenta en un 68% el riesgo de desarrollar enfermedades coronarias y en un 23% el de sufrir un infarto de miocardio. A largo plazo el estrés puede derivar en problemas de salud realmente graves, y estos a su vez contribuir a que nos sintamos más estresados, por lo que es muy importante la prevención y el tratamiento, a través de la terapia psicológica y con apoyos como la meditación, la actividad física y una buena alimentación.

Leer también: Poco a Poco Inician Operaciones a Funcionar Los Comedores Comunitarios

Síguenos en: Facebook  Twitter Instagram Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.