El Valluno.com

Mujeres Con Trabajo Le Subieron Las Cargas Domésticas

Como ya lo han demostrado las cifras presentadas por el Dane, la enfermedad pandémica está golpeando en más grande medida a las damas, quienes tuvieron que atender más grandes horas de cuidado no remunerado y que, además, son las que más se han demorado en recobrar los niveles de trabajo.

Justamente, una encuesta hecha por el Centro de Averiguación Social y Económica (CiSoe) y la Fundación Friedrich Ebert para Colombia a damas en Bogotá encontró, entre otras cosas, que el 80% de las encuestadas que tenían trabajo reportaron haber dedicado más horas en labores de cuidado no remunerado.

“Las damas que trabajan son quienes tuvieron que hacer los más grandes ajustes en su cotidianidad; no solo en términos de tiempo sino de tareas que previamente no hacían. Indudablemente, las damas que no trabajan además perdieron un poco de independencia y de espacios sociales, sin embargo no han tenido que confrontar ajustes tan drásticos”, dice el reporte dirigido por la economista Cecilia López.

Claramente, y sin dividir las féminas que trabajan con las que no lo elaboran, la encuesta localizó que el aislamiento al que las damas se tuvieron que afrontar a lo largo de la crisis por covid-19 muestra que se ha incrementado las horas de trabajo no remunerado. “Si se desglosa dicha dedicación, la mayor parte de las damas que trabajan son quienes más horas invierten en aquel cuidado”, muestra la encuesta.

 Si a esto se añade que hay un 18,6% que son cabeza de hogar y no vive con familiares es imposible ignorar que el caso de estas féminas es precaria”, señala el reporte.

De dicha manera, el reporte concluye que, de manera definitiva, las horas de trabajo remunerado y no pago de las damas a lo largo de la enfermedad pandémica se ha aumentado de manera significativa, lo cual paralelamente involucra menores maneras para que las féminas logren ser más productivas y desenvolverse mejor en sus labores laborales, para la situación de las que poseen trabajo.

“La encuesta muestra que en el total del cuidado no remunerado la pareja ayuda 6 horas al día y los demás miembros 7 horas.

Y si se miran los datos de trabajo además se ve que la recuperación del número de puestos de trabajo a lo largo de este año fue más apresurada para los hombres que para las damas y que, además, entre los individuos que dejaron de buscar trabajo y salieron del mercado gremial una buena tajada está concentrada en féminas que permanecen dedicadas a tareas del hogar.

Conforme el Dane, de los 1,7 millones de puestos de trabajo que a mayo faltan por recobrar con en relación a los niveles anteriores a la enfermedad pandémica, aún se ve una brecha de género gremial, puesto que por cada 3 hombres que se quedaron sin trabajo, a 7 damas les pasó lo mismo en aquel lapso.

QUE EL CUIDADO SE VUELVA UN SECTOR ECONÓMICO

Frente a esa situación, en la que las cifras demuestran que hay unas diferencias estructurales en las cargas domésticas de las féminas, que están afectando su colaboración en el mercado gremial y que, inclusive, va en detrimento del mercado gremial, la economista Cecilia López ofrece que el trabajo no remunerado entre a ser parte de las cuentas naciona- les con las que se calcula el Producto Interno Bruto.

La diferencia de esta sociedad define que la oferta de cuidado bajo responsabilidad del Estado se concentraría en lo asistencial para equipos pobres, mientras tanto que el mercado asumiría las solicitudes de sectores que tienen la posibilidad de costear por aquel tipo de cuidado”, dice López.

Te Recomendamos leer también: Telefónica Movistar Y Bancolombia Acuerdan Financiación Por $500 Mil Millones Asociada Al Desempeño De Su Gestión Sostenible

Síguenos en Nuestras Redes Sociales: Facebook  Instagram  Twitter

También puedes seguirnos a nuestro canal de YouTube: El Valluno TV

Síguenos y Compartenos

Deja una respuesta

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram