Abbott se Compromete a Reducir la Desnutrición a Nivel Mundial con el Lanzamiento del Centro Abbott para las Soluciones de Malnutrición

Abbott se compromete a reducir la desnutrición a nivel mundial con el lanzamiento del Centro Abbott para las soluciones de Malnutrición

Abbott anunció la creación del Centro Abbott para las Soluciones de Malnutrición, un laboratorio de innovación enfocado en combatir la desnutrición en todo el mundo. Este lugar, una colaboración entre expertos de Abbott y socios externos en nutrición, se enfocará en la identificación, el tratamiento y la prevención de la desnutrición para las poblaciones más vulnerables del mundo, incluidas madres, bebés y niños pequeños; adultos mayores; y personas sin acceso a una buena nutrición.

El trabajo del centro contribuirá al alcance de los objetivos del Plan de Sostenibilidad 2030 de Abbott de transformar la atención a la desnutrición, las enfermedades crónicas y las enfermedades infecciosas, con el objetivo de mejorar la vida de más de 3 mil millones de personas para fines de la década.

La desnutrición afecta a 1 de cada 3 personas en todo el mundo, y no es solo el resultado de la pobreza extrema, sino que afecta a personas de todas las edades, todas las geografías y todas las clases socioeconómicas. La desnutrición tiene un gran impacto en Colombia. Según el Instituto Nacional de Salud, en 2021 hubo 13.256 casos de desnutrición aguda, moderada y severa en menores de cinco años, un 33,2% más que en 2020. En contraste, tratar la malnutrición o sus riesgos puede generar un importante ahorro de costos, ya que proporcionar una terapia de nutrición temprana genera ahorros de 1.351 dólares (cerca de 5 millones COP) – una disminución de casi el 36% en el costo, por paciente.

“Abbott se ha centrado durante mucho tiempo en mejorar la nutrición a través de nuestras innovaciones”, dijo Francisco Cáceres, Gerente General de Abbott en Colombia. “La creación del Centro Abbott para Soluciones en Malnutrición nos permitirá aplicar nuestra ciencia y experiencia en colaboración con otros para mejorar los sistemas y garantizar que la buena nutrición sea accesible para más personas en todo el mundo”.

Un problema mundial

La desnutrición afecta a personas de todas las comunidades del mundo, incluida Colombia, y adopta muchas formas:

  • Retraso en el crecimiento: Niños que caen por debajo de una altura saludable para su edad. Entre los niños menores de 5 años en todo el mundo, se estima que 149 millones tienen retraso en el crecimiento. En 2021 Colombia tuvo 16.502 casos de bebés con bajo peso al nacer, 4,7% más que en 2020. El 77,4% de los casos fueron niños de hogares pertenecientes al nivel socioeconómico 1 y 2.
  • Bajo peso: Adultos que están por debajo de un índice de masa corporal (IMC) saludable. En todo el mundo, 462 millones tienen bajo peso[5]. A septiembre de 2021, los hogares colombianos que consumían 3 comidas al día se redujeron del 90% antes de la pandemia al 70,9%, según el DANE.
  • Desnutrición infantil: Niños o adultos que están por debajo de un peso saludable para su estatura. En el país fueron notificados 183 casos de muerte en menores de cinco años por desnutrición según datos del Instituto Nacional de Salud.
  • Sobrepeso u obesidad: Niños o adultos que están por encima de un peso saludable para su estatura. En todo el mundo, 1900 millones de adultos tienen sobrepeso o son obesos. Entre los niños menores de 5 años, 39 millones tienen sobrepeso. Según un estudio liderado por Carlos Mendevil de la Universidad de los Andes, el sobrepeso en Colombia en los adultos alcanza el 36,2% y la obesidad el 21,3%; las mujeres —contrariamente al imaginario de que cuidan más su figura— superan en más del doble a los hombres, tanto en sobrepeso como en obesidad. Los menores, por su parte, también aumentan de peso: uno de cada tres supera los estándares del Índice de Masa Corporal (IMC) en lo que se considera un peso adecuado para la edad.

Mientras los países luchan simultáneamente contra el hambre, el retraso en el crecimiento, la desnutrición y la obesidad, los conflictos, las crisis ambientales y la inestabilidad económica influyen negativamente en la malnutrición. Los grupos vulnerables continúan viéndose afectados de manera desproporcionada por estas interrupciones y la falta de recursos, lo que afecta el acceso a una buena nutrición y, en última instancia, mejores resultados.

“Reducir la desnutrición en todo el mundo requerirá trabajar con líderes locales y socios multisectoriales para comprender lo que se necesita y generar innovación y nuevas ideas para lograr un impacto colectivo y soluciones sostenibles”, dijo el Dr. Óscar Quintero, director médico de Abbott en Colombia.

Abbott anunció recientemente un acuerdo de tres años para ser Socio de Ciencias de la Salud y Nutrición del Real Madrid Club de Fútbol y Socio Global de la Fundación Real Madrid. Esta asociación refleja el compromiso de Abbott de abordar la desnutrición mundial al ayudar a miles de niños de escasos recursos a tener acceso a una vida más saludable. Abarca actividades educativas, deportivas y de bienestar social para apoyar a los niños en riesgo de desnutrición en 80 países, incluidos Brasil, Colombia y México.

A través de esta colaboración, Abbott y el Real Madrid buscan ayudar a los niños de todo el mundo a vivir vidas más plenas y saludables.

Para obtener más información sobre el Centro Abbott para Soluciones de Malnutrición, consulte https://www.abbott.com/malnutrition.html

Leer también: Telefónica Implanta Eco Rating en Todos sus Mercados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.