El Valluno.com

5 Cosas Que Nos Ha Enseñado Mulán, La Princesa Guerrera

Mulán, la versión de acción real del clásico animado de Disney, acaba de estrenarse en la plataforma de ‘streaming’ del estudio, Disney+. Para celebrarlo, en SensaCine, hemos querido echar la vista atrás para recordar algunas de las enseñanzas más valiosas que nos regalaba la cinta original de 1998. Sin duda, la heroína o la princesa guerrera, como prefieras, nos ha demostrado que nada es imposible, que si te lo propones, puedes conseguirlo, que nadie es más o menos válido por haber nacido hombre o mujer… unas valiosas enseñanzas que nos vuelve a recordar el filme de Niki Caro, protagonizado por Liu Yifei, en la piel de Mulán.

La joven estaba destinada a casarse y a ser la mejor esposa para honrar a su familia, pero eso no era lo que ella quería en la vida. Y cuando el ejército chino llega para reclutar a su padre como soldado para la guerra que deben librar contra los hunos, Mulán ve ahí su oportunidad de agradecimiento hacia sus padres. Por ello, decide hacerse pasar por un hombre para ir a la guerra en el lugar de su progenitor. A partir de este momento, Mulán no se enfrenta a un camino de rosas.

  1. LOS ROLES DE GÉNERO DEBERÍAN PASAR A LA HISTORIA

Pese a estar ambientada en China, en una época en la que la sociedad giraba en torno al hombre, y en la que las mujeres estaban relegadas a un segundo plano, si hay una cosa que nos ha enseñado la princesa guerrera de Disney es que tu condición de hombre o mujer no debe condicionar tus actos en la vida. Puedes ser una mujer y ser la mejor en la contienda; puedes ser un hombre y saber llevar como nadie un vestido, y, por supuesto, puedes ser un dragón diminuto y ser el mejor chef del mundo.

  1. LA IMPORTANCIA DE LA FAMILIA

Mulán no sólo nos muestra que la familia es uno de los pilares fundamentales en la vida, si no que debemos estar dispuestos a todo para honrarla, y eso no significa sólo casarse con el marido perfecto. La forma de honrar a su familia, y de demostrarles al mismo tiempo que ella puede aspirar a algo más que a ser una simple esposa, no es otra que enfundarse en la armadura de su padre para unirse al ejército chino y luchar contra los hunos.

  1. PARA TRIUNFAR DEBES SER TÚ MISMO

Pese a ocultarse bajo la identidad de un guerrero, Mulán no se olvida de mostrarse tal y como es a todo el que se cruza en su camino. Su amabilidad y generosidad va más allá de esa nueva faceta de su vida, y eso es lo que más valoran aquellos que la rodean. Porque ser tú mismo es fundamental para empatizar con los demás, aunque no sepan quién eres realmente.

 

  1. EL VALOR DE LA AMISTAD

Otro de los aspectos que subraya la cinta de Tony Bancroft y Barry Cook es la importancia de la amistad. Está claro que Mulán lucha contra fuego y marea para conseguir lo que se propone, pero también es cierto que sin el apoyo incondicional de su inseparable dragón Mushu y su pequeño grillo de la suerte cumplir su misión hubiera sido más complicado. Y no nos olvidemos de Yao, Ling y Po, los tres soldados a los que, pese al rechazo inicial hacia su persona, les entrega su amistad incondicional. Algo que agradece cuando son ellos los que le deben echar un cable en su travesía.

  1. EL PELO SIEMPRE VUELVE A CRECER

Algunas decisiones importantes de tu vida pueden resultarte aterradoras, como le ocurre a Mulán cuando debe cortarse su preciosa melena con la espada de su padre. Sin embargo, el tiempo le enseña que en la vida hay cosas que son más importantes que nuestro aspecto físico, y por supuesto, que el pelo, casi, siempre vuelve a crecer. Y si no es así, seguro que hallas una solución que te hará olvidar que un día aquello te pareció que iba a causarte un verdadero trauma.

Lee También

Síguenos En Nuestro Canal De YouTube

Síguenos En Nuestra Página De Facebook

Síguenos En Nuestra Página De Instagram

Síguenos En Nuestra Página De twitter

Síguenos y Compartenos

Deja una respuesta

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram